¿Qué son las habilidades sociales?

Las habilidades sociales son las herramientas de comunicación, tanto verbal como no verbal, que usamos para relacionarnos con las demás personas de forma eficaz y saludable.

Estas habilidades están vinculadas a la forma en que nos juzgamos a nosotros mismos (nuestra autoestima). No conductas aisladas. Y es que, si no sentimos que merecemos ser respetados, difícilmente podremos pedir que nos respeten.

Tampoco es necesario ser extrovertido para ser hábil socialmente. Eso es un estereotipo que, gracias al trabajo de investigadores como la Dra. Susan Cain, se está empezando a rebatir.

Evitar ser el centro de atención o preferir la compañía de un buen libro en lugar de un acto social no deben ser obstáculos para poder relacionarse de forma brillante. Porque las habilidades sociales también consisten en poder ajustar tu conducta a las distintas situaciones que vayas encontrando.

Mucha gente todavía cree que se nace con habilidades sociales o sin ellas. Pero las habilidades sociales se aprenden. Lo que ocurre es que, los adultos, lo hicimos a una edad tan temprana que no lo recordamos. Pero lo hicimos. Durante la primera infancia observamos, copiamos y modificamos las conductas que vemos en los demás. Y eso significa que, aunque te suponga un esfuerzo, podemos hacer lo mismo otra vez, seamos adultos, niños más mayores o adolescentes.

¿Son importantes las habilidades sociales?

Resulta paradójico que durante la etapa escolar aprendamos muchos conceptos, y no recibamos ninguna formación sobre cómo comunicarnos de forma asertiva y empática. ¿Significa eso que es menos importante?

Las habilidades sociales son mucho más importantes de lo que la gente cree. Su utilidad no se limita a resolver conflictos, resultar convincente o mantener conversaciones interesantes. Su utilidad va a condicionar toda tu vida.

Tipos de habilidades sociales

Una clasificación lógica sería en función del emisor, el receptor y el objetivo de la comunicación.

  • Autoestima (cómo te relacionas contigo mismo)
  • Autocontrol (cómo gestionas tus emociones)
  • Asertividad (cómo expresas tus ideas y opiniones)
  • Conversación (cómo intercambias información)
  • Persuasión (cómo afectas la opinión o actitud de los demás)
  • Empatía (cómo percibes los sentimientos de los demás)
  • Presencia (cómo haces sentir a los demás)

A veces, tanto adultos, como niños y adolescentes, podemos tener dificultades en alguna de estas áreas. Por ello, es importante pedir ayuda para mejorar la calidad de las relaciones sociales y personales. Con ello, conseguiremos mayor manejo de la situación.

¿Es posible desarrollar las habilidades sociales?

Mejorar estas habilidades es un proceso de adquisición de hábitos, y como tal, requiere entrenamiento y repetición de la conducta. Aunque en niños pequeños este proceso suele producirse inconscientemente, también es posible realizarlo voluntariamente a través de grupos especializados en habilidades sociales.

En los adultos también se ha demostrado que es posible desarrollarlas, aunque suele requerir mayor esfuerzo y constancia.

¿Qué puede ayudar al desarrollo de las habilidades sociales?

Desde ALA Psicologia, recomendamos terapias individuales y/o grupales, acompañados de psicólogos, que ayuden a afrontar nuevos retos, a decidir un ritmo y unos objetivos concisos sobre los que trabajar, y que aporten las herramientas necesarias para llevarlos a cabo.

Habilidades sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ala Psicologia utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies